Fotomerienda: Galletas colapsadas

Galletas colapsadas

Deberían llamarse galletas agrietadas pero hubo asientos diferenciales, aparecieron fisuras, se convirtieron en grietas y colapsó la estructura. (No os preocupéis si no entendéis lo anterior, es un chiste muy malo para los arquitectos que lean este blog.) Las galletas no han salido como idealmente debieran, pero he intentado corregir los defectillos en la receta.

Ingredientes (para 10 unidades hermosas) :

  • 80 g chocolate puro (el de Valor va genial)
  • 20 g mantequilla
  • 1 huevo
  • 50 g azúcar
  • 1 cucharadita de azúcar avainillado
  • 50 g harina
  • 50 g almendras crudas con piel, molidas
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 50 g azúcar glas para rebozar las galletas


  • Elaboración:

    Derretir en el microondas a poca potencia o al baño maría la mantequilla con el chocolate y dejar enfriar unos minutos.

    En un bol, batir el huevo con los dos tipos de azúcar hasta que blanquee y doble de volumen. (Este punto es importante. Que los huevos monten bien influirá en que el resultado sea más esponjoso.) Agregar el chocolate con la mantequilla ya tibios y mezclar.

    En otro cuenco aparte, tamizar la harina, la canela, la levadura y poner las almendras molidas. Mezclar esos ingredientes sólidos e incorporar la mezcla de huevo y chocolate. Remover con una paleta sólo hasta que quede homogéneo, sin trabajar demasiado la masa. Reservar en la nevera durante al menos hora y media.
    Cuando la masa haya enfriado quedará con consistencia tipo mousse. Formar pequeñas bolas del tamaño de una nuez (creo que mi nuez era bastante generosa) y rebozarlas con azúcar glas hasta que queden bien cubiertas.

    Precalentar el horno a 150-160 ºC (dependerá del horno). Colocar las bolitas en la bandeja del horno sobre papel sulfurizado, aplanándolas ligeramente con la mano y bien separadas unas de otras.

    Hornear entre 15 y 20 minutos hasta que craquelen y se note que están hechas por fuera. Tras sacarlas, dejar enfriar encima de una rejilla para que queden crujientes por fuera, que por dentro estarán blanditas.


    * Cosas que yo hice mal I: Mis galletas no son compactas y se desparramaron por la bandeja porque puse el horno a demasiada temperatura. Las hice a 170º y en vez de quedar más... como sapitos gordos, colapsaron.


    ** Cosas que yo hice mal II: No quedaron crujientes por fuera porque no tengo rejilla para enfriar y se humedecieron. No obstante, de sabor están riquísimas.



    *** A mí particularmente me gusta el puntito de amargor de la almendra con piel, pero se pueden usar almendras crudas peladas, o variar la proporción harina/almendra, pasando de un 50-50 a un 60-40.



    **** Si las preparáis no seáis ansias. Esperad a que se enfríen para comerlas porque están infinitamente más ricas.

    6 Degustaciones

    Carabiru lo saboreó el 13 marzo, 2011 [·]

    Me encanta ese punto frikiarquitecto, xD

    Tienen pintaza, la verdad!

    etringita lo saboreó el 13 marzo, 2011 [·]

    Sabía yo que lo de los asientos diferenciales os iba a encantar. xD

    Rodaimos lo saboreó el 13 marzo, 2011 [·]

    La verdad que es un placer leer tus explicaciones culinarias. Eres el bastión de lo doméstico en la red :D

    etringita lo saboreó el 13 marzo, 2011 [·]

    Jajaja. ¡Muchas gracias! Ya sé que la analogía con los sapos para explicar la forma no ha sido muy ortodoxa, pero seguro que ha resultado gráfica. ;)

    Rufo lo saboreó el 14 marzo, 2011 [·]

    Mu, si dices que no te han salido así a propósito te creo, pero visualmente son insuperables. Parecen témpanos de hielo, o mejor aún, continentes a la deriva en el mar de magma de un planeta de formación reciente... si, que pasa, para frikitecta tu... nah, el momento 'asientos diferenciales' ha sido genial :P

    etringita lo saboreó el 14 marzo, 2011 [·]

    Tampoco es que quisiera una pangea, pero me gusta tu teoría de tectónica de placas. ;)


    Publicar un comentario